ENGLISH-LANGUAGE VERSION

Traducción Belén Hurlé

MiSciNet agradece a la doctora Belén Hurlé la traducción de este artículo. La Dr. Hurlé es Investigadora Asociada del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de los Institutos Nacionales de la Salud (NHGRI/NIH, Bethesda, MD). La correspondencia con la Dr Hurlé deberá ser dirigida a bhurle@nhgri.nih.gov.

Durante los últimos 20 años, los programas educativos que se apoyan en el trabajo de los mentores han contribuido a aumentar la diversidad en las universidades americanas. Los mentores son esenciales para abrir las puertas de la educación a todos nuestros conciudadanos. Desgraciadamente estos esfuerzos se llevan a cabo con recursos humanos y económicos limitados. Los debates centrados en las mejores estrategias para incorporar mentores a los programas se suceden, pero pocas instituciones desarrollan programas sostenidos de éxito. Si los programas que buscan la diversidad no despegan o fallan, todo el sistema educativo americano peligra.

Michael Crow, el presidente de la Universidad Estatal de Arizona, expresó recientemente su opinión sobre el estado de Diversidad y Educación en un simposio sobre diversidad en la Universidad de Texas. Un artículo de Nancy Neff publicado en ASU News explica su perspectiva. " Nos movemos demasiado despacio" dijo Michael Crow "No somos capaces de ver mas allá de la caja cultural en la que la Universidad está encerrada. Necesitamos abrazar los principios de diversidad cultural en América y cambiar la cultura intrínseca de la Universidad". Crow propuso un modelo para la nueva universidad americana centrado en encontrar caminos "para reconfigurar el diseño de nuestras instituciones y para educar a una América diversa, porque la diversidad auténtica no se consigue sólo a base de cuotas".

Un número creciente de estudiantes de minorías se incorporan al sistema educativo americano y es nuestro deber encontrar medios que les guíen a través del proceso de matriculación en las escuelas. El propósito de este artículo es examinar los modelos de tutela educativa y su influencia a la hora de incorporar diversidad al sistema educativo americano.

El modelo del mentor "de talla".

Por lo general, el proceso mediante el cual las Universidades reclutan a los estudiantes de minorías no se basa desafortunadamente en cambios institucionales, sino en el trabajo de individuos aislados. El prototipo al uso es el modelo del mentor "de talla". En otras palabras, un individuo excepcional carga sobre sus hombros la responsabilidad de su Universidad de contribuir a educar a una América diversa. Por ejemplo, hay al menos tres individuos en el campo de las matemáticas que encajan con este modelo. Todas estas figuras han recibido el prestigioso Presidential Awards, Joaquin Bustoz Jr. (quien falleció en Agosto del 2003, Richard Tapia, y William Y. Vèlez. Sus biografías nos recuerdan que individuos aislados pueden hacer importantes contribuciones a la sociedad.

Sin embargo, un vistazo a los datos de representación de minorías en las ciencias matemáticas publicados en el artículo "El Instituto de Biología Teórica y Matemática" publicado en MiSciNet demuestra que apoyarse en los mentores de esta manera episódica no es suficiente. Centrarse únicamente en este modelo implicaría admitir que educar a nuestros jovenes no es una prioridad nacional. Sin embargo, una institución americana de alto nivel ha encontrado quizás la solución que hemos estado buscando.

Un modelo para la nueva universidad americana

A menudo se me pregunta cual es el ingrediente clave para promover diversidad. En mi opinión la respuesta es obvia: crear un ambiente de bienvenida y desarrollar mecanismos y sistemas de apoyo de tal modo que esta bienvenida se transforme en parte de la cultura institucional de la Universidad. El Departamento de Matemáticas de la Universidad de Iowa reconoce este principio y durante la última decada ha actuado en consecuencia. La filosofía y la práctica del Departamento nos ofrece un modelo a seguir para reclutar estudiantes graduados procedentes de las minorías. Este modelo se basa en los principios de comunidad e inclusión. Como he podido comprobar durante mis visitas personales, esta filosofía ha permeado y revitalizado el Departamento en todos los aspectos (ver Anexo).

Anexo. Matemáticas en la Universidad de Iowa

El Departamento cosecha éxitos porque ha desarrollado un programa enfocado en reclutar, seguir y retener a los estudiantes durante todas las fases del programa de doctorado. El reclutamiento involucra a todos los profesores del Departamento, lo que ha ayudado a forjar lazos institucionales con instituciones de minorías. Estos lazos continúan fortaleciendose a través de los estudiantes graduados y alumnos. La misión de atraer estudiantes de talento procedentes de múltiples escuelas a Iowa se refleja en su superior record académico y en su heterogénea composición.

Antes de unirse al programa, los estudiantes que provienen de escuelas con oportunidades limitadas en las ciencias matemáticas pueden asistir una serie de programas que incluyen cursos preparatorios de verano que se asemejan en nivel a los cursos de los estudiantes graduados. Los estudiantes graduados y los profesores tienen un papel fundamental, ayudando a los estudiantes registrados en los cursos preparatorios a prepararse para pasar los exámenes de ingreso. La supervisión continua por parte de los profesores permite un programa flexible, abierto a ajustes que previenen los retrasos. El establecimiento de una masa crítica de semejantes ha creado un ambiente donde ser estudiante de una minoría es normal. Exito llama a éxito y el número de graduados de minorías al final del programa hace este mensaje obvio.

El plan de Iowa ha funcionado en parte porque asume que los programas de minorías asociados a profesores particulares no tienen posibilidades reales de sobrevivir. Los cambios en Iowa, como en todas partes, requieren modificaciones serias del status quo, de tal modo que los profesores de matemáticas se ponen a la tarea de construir estructuras nuevas dentro del Departamento que son independientes de jubilaciones, cambios en la dirección, etc.

El éxito de su programa se puede comprobar en el incremento en los números de estudiantes de minorías en Iowa (Afroamericanos, Hispanos, y Nativo-Americanos, tanto ciudadanos como residentes permanentes) que suman el 20-25% de la población de estudiantes graduados durante los últimos 5 años! Y estos resultados conseguidos en un estado con uno de los porcentajes más bajos de residentes permanentes de minorías.

Impacto nacional

Si todas las instituciones nacionales de alto impacto adoptaran este modelo, su influencia a nivel nacional en los índices de diversidad sería inmediata. De acuerdo con el jefe del Departamento, cinco de sus estudientes de minorías han recibido sus grados de doctor desde 1998, tres de ellos en el curso académico 02-03. En otras palabras, aproximadamente el 10% a nivel nacional de doctorados en matemáticas recibidos por estudiantes de minorías durante el curso 02-03, ha salido de este programa. Tres doctores por la Universidad de Iowa son assistant professors en tenure-track, uno es tenured associate professor y uno ha recibido la prestigiosa beca National Science Foundation Grant for Vertical Integration of Research and Education en ciencias matemáticas (NSF-VIGRE) para su entrenamiento postdoctoral. La población actual de estudiantes de doctorado y su progreso, combinada con la avalancha de solicitudes de minorías poco representadas predice, incluso con proyecciones conservativas, una continuidad de esta tendencia1.

El modelo desarrollado por el Departamento de Matemáticas de la Universidad de Iowa ofrece una receta de éxito que merece ser estudiada y emulada, y que nos ayudara sin duda a construir un modelo flexible y adaptable para la nueva universidad americana.

References

  • Gracias al jefe del Departamento de Mateméticas, David C. Mandersheid, por su disponibilidad para compartir estos datos y contestar a todas las preguntas.

  • Carlos Castillo-Chavez, es un Joaquin Bustoz, Jr. Professor of Mathematical Biology en Arizona State University. La correspondencia con Castillo-Chavez deberá ser dirigida a chavez@math.asu.edu.