ENGLISH-LANGUAGE VERSION

En la primera parte de este artículo "El Primer Año en un Programa de Doctorado: Entrenamiento en Matemáticas (I)", ofrecí algunos consejos para diseñar un plan de ataque efectivo y puse un énfasis especial en uno de los tópicos más importantes, que es como elegir bien al supervisor de tu tesis o tu mentor. En esta segunda parte voy a discutir otros aspectos adicionales, que van desde la filosofía con la que debes de tomarte un programa de doctorado, a las actividades sociales. También voy a compartir una reflexión sobre mi propia experiencia personal.

El primer año

Te acuerdas todavía del cambio cualitativo que vino aparejado a tu transición entre high school (Instituto) y college (Universidad)? Apañárselas solo es difícil. Entre otras cosas el ritmo de trabajo se aceleró (o debería haberse acelerado en cualquier caso) y la competición se intensificó. De repente, los estudiantes de matemáticas se encontraron tomando clases de historia o biología.

El cambio de college a programa de doctorado es aún más notable. Es frecuente ver a los estudiantes de doctorado de vuelta en las clases de undergraduate porque los cursos que estudiaron en sus colleges tenían un nivel demasiado bajo.

A pesar de todas sus buenas intenciones, los estudiantes pueden encontrarse con muchas dificultades para adaptarse a la filosofía del programa de doctorado. Las clases no siempre se acaban al cerrar los libros de texto, sino que a menudo se prolongan en la librería, las pizarras de la facultad o en el lounge del departamento de matemáticas.

Aunque es esencial el completar todos tus deberes a tiempo, a menudo no es suficiente. Los profesores esperan de ti que forzarás la maquina, por ejemplo asistiendo a todos los seminarios relevantes o a los coloquios del Departamento. También se espera de los estudiantes que aprendan a manejarse solos en cuestiones de computadores, estadística o procesadores de textos. Por supuesto tendrás la posibilidad de aprender todo esto a través de cursos o seminarios, pero se asume que serás capaz de encontrar las respuestas a tus problemas por tu cuenta. Aunque nadie va a llevar la cuenta, si no apareces por sistema en ninguno de los seminarios u otras actividades académicas, la gente se dará cuenta.

Las evaluaciones que obtengas en los cursos de doctorado pueden resultar engañosas. Aunque consigas siempre As y Bs, recuerda que algunos profesores evalúan todos los ejercicios básicos con As y Bs por sistema. La responsabilidad de aprender los contenidos de la materia es sólo tuya. Esto significa que a veces tendrás que ampliar tus conocimientos por tu cuenta si quieres pasar los exámenes.

Si has obtenido apoyo financiero a través de una beca que incluye docencia o investigación, esto se traducirá en unas 20 horas a la semana de trabajo extra. Sé todo lo profesional que puedas a la hora de cumplir con estas obligaciones, pero no olvides que tu objetivo principal es obtener el grado de doctor.

Lo normal es apuntarse a unos tres cursos por semestre, lo cual te mantendrá bastante ocupado per se, pero si tienes responsabilidades de docencia o investigación, lo aconsejable es reducir los cursos a dos por semestre. No creas que cargar tu currículo de créditos es la llave del éxito: madurar como matemático es la clave del éxito. Sólo a través de tu participación en actividades tales como seminarios encontrarás aquella área de la investigación que más te motiva.

Actividades sociales

Como es obvio, es importante que mantengas un estilo de vida equilibrado. Es recomendable que socialices con tus compañeros pero recuerda que las interacciones no se acaban en el partido de volleyball, baloncesto o squash, o en el bar local. Necesitas relacionarte con todos tus companeros porque éste es el inicio del aprendizaje que te convertirá en un profesional de la academia, la investigación o la industria. Asegúrate de almorzar o tomar un café con los estudiantes de primer año, postdocs y profesores de vez en cuando. Participa en todas o casi todas las actividades sociales del departamento e intenta conocer gente nueva, no te limites a relacionarte con tus amigos.

La habilidad para relacionarte con otros o el networking es muy ventajosa y cuanto antes empieces, mejor. A través del networking recibirás nuevas ideas que te ayudarán con tu investigación, o aprenderás a interconectar las diferentes áreas de matemáticas. Después de todo, si quieres ser un matemático profesional, estoy seguro de que disfrutarás de los encuentros personales y académicos con tus compañeros.

Mi experiencia personal

Yo obtuve mi doctorado en matemáticas en la University of Wisconsin en Madison (UW-Madison). En UW-Madison era fácil permanecer en el anonimato ? un camino seguro hacia el aislamiento. Sin embargo, y debido a mi personalidad del tipo más bien sociable, todas las mañanas me dejaba caer por el departamento de matemáticas en el noveno piso. Allí, no sólo podía disfrutar de unas vistas increíbles al lago Mendota y un café de calidad dudosa, sino también de la posibilidad de hablar con profesores, visitantes y estudiantes. Pronto me convertí en un "habitual".

En los tres años que pasé en Madison, siempre me sentí bienvenido en el círculo de los profesores. Algunas de las personas que conocí durante mi programa incluyen Anatole Beck, Fred Brauer, Joshua Chover, Simon y Mary Ellen Hellerstein, y Walter Rudin. No sólo son grandes matemáticos sino también grandes personas.

Esta decisión fortuita (sentarme con los profesores) ciertamente cambió mi vida. No sólo aprendí matemáticas, sino que también mantuve muchas conversaciones sobre política y la vida en general. A través de estas conversaciones, comprobé de primera mano que un departamento de matemáticas puede ser también un lugar cálido y acogedor.

Durante los últimos 20 años, me he mantenido en contacto con algunos de mis amigos del piso noveno y aún nos profesamos calurosas bienvenidas en las conferencias nacionales en las que coincidimos. Estoy seguro de que sin mi inclinación natural hacia el networking me hubiera sentido muy perdido, quizás nunca hubiera completado mi doctorado. Es fundamental sentirse parte de la comunidad.

En resumen, los estudiantes deben de integrarse en los programas de sus departamentos durante las primeras semanas del primer semestre. En este proceso los estudiantes conocerán individuos de una gran talla personal y profesional, incluyendo futuros mentores en potencia.

Carlos Castillo-Chavez, es un Joaquin Bustoz, Jr. Professor of Mathematical Biology en Arizona State University. La correspondencia con Castillo-Chavez deberá ser dirigida a chavez@math.asu.edu.